Odio

lunes, 3 de noviembre de 2008

Fueron naciendo a la vida

detrás de las alambradas,

mientras regaban los campos

con manantiales de lágrimas.


Las vegas antaño fértiles

bañadas de sangre inocente

que de los pozos manaba

ahora son ciénagas estériles.


Labrantíos que convirtieron

en baldíos de dolor y muerte,

sembraron cultivos de odio

y cosechan lo que sembraron.


Vieron brotar de los surcos

que iba labrando el arado,

despojos del ser humano

fruto de ese odio inmenso

que antes otros plantaron.




3 comentarios:

Amaya dijo...

Odio:
viento de destrucción
vientre estéril...

Que como dice Juanes:
seamos capaces de "cambiar el odio por Amor"

Besos

LUCIA-M dijo...

Gracias, por tu visita a mi blog, y tu comentario.
El tuyo me gusta y esta entrada a
aunque leerla te encoge un poco el corazón,
me gusto como la escribes.
Un beso.

Adolfo Payés dijo...

bellos tus poemas, saludos un abrazo fraterno te lo dejo con mis ternura de pinceladas colores para compartirlos...

un abrazo inmenso

 
El crepúsculo púrpura - by Templates para novo blogger